Después de pasar una semana en Kampot tocaba marcharse a la capi. En un principio nuestra intención era pasar dos o tres días allí, en Phnom Penh, pero como en unos días iba a ser el cumple de una servidora pensamos que sería mejor alargar nuestra estancia para celebrarlo en una ciudad con algo de vida. (Si te perdiste nuestra historia anterior puedes leerla aquí).

Bueno en verdad la idea fue de mi aita que me preguntó: «¿Dónde vais a pasar tu cumple?» Y yo «Pues ni idea». Lo cierto es que me daba bastante igual porque no tenía pensado hacer nada especial. Así que según nuestro itinerario, pasaríamos mi cumple en Banlung (una ciudad perdida en el norte de Camboya en la que no habría nada para poder celebrar el cumpleaños).

Y mi aita: «Pero no no. ¡Eso no puede ser! 30 años no se cumplen todos los días. Tienes que estar en un sitio guay para poder celebrarlo». Y yo bueno venga vale, pues igual tienes razón 😂. Y al de un rato ya tenía mi próximo regalo de cumple: pasaríamos unos días muy guays en un hotelazo para celebrar que me estaba haciendo vieja.

Y entonces ya sí que sí, me apetecía quedarme en Phnom Penh todos los días que hiciesen falta y celebrar mi vejez en la capi de Camboya. Si es que un lujito no le hace daño a nadie, ¿no creéis?

Conociendo Phnom Penh despacio, muy despacio

Así que como no podía ser menos, llegamos a Phnom Penh más contentos que unas castañuelas. Después de esquivar a todos los conductores que estaban asomando el cogote cuando se abrió la furgoneta en la que llegamos, nos pusimos rumbo al hotel. Como estaba a unos 15 minutos andando y ya era media tarde, supusimos que el calor no apretaría tanto y que podríamos aprovechar para ahorrar unas pelillas.

cumpleaños en Phnom Penh
Ojalá pudiésemos desayunar así todos los días 😍

Evidentemente creímos que el camino no iba a ser para tanto, pero si os somos sinceros, llegamos muertos de calor y sudando como pollos (a estas alturas de la película no creo que os extrañe mucho). Así que tuvimos la excusa perfecta para subir a la terraza del hotel y darnos un bañito en la piscina con una cerveza.

Porque no os lo perdáis, pero hasta antes de llegar a Camboya yo detestaba la cerveza y desde que probé la «Angkor» en Siem Reap, ahora ya me gusta. ¿Será que me estoy haciendo mayor? Jajaja.

Como ya os hemos dicho, en un principio nuestra idea era pasar dos o tres días en la capital. Pero con eso de que era mi cumpleaños, nuestros planes cambiaron por completo y al final acabamos pasando 8 días en la ciudad. Y para qué mentir, ¡estuvimos de lujo!

Cara panetes pero igual de felices

Nuestros días en Phnom Penh dieron para todo: pudimos trabajar, conocer la historia del país, pasear por la ciudad, celebrar mi cumpleaños y también, cómo no, pudimos tumbarnos a la bartola a rascarnos la barriga (algo que ya sabéis que se nos da muy bien).

Y llegó el 27 de octubre: el cumple de la vieja pelleja

¿O sea quééé? ¿Ya era mi cumpleaños? Os juro que se me hacía muy raro saber que acababa de cumplir 30 primaveras. Me sentía como vieja. ¿Os acordáis de cuando erais pequeños y a los de 30 los veíais como a los viejunos? Pues ahora me veía así, pero en verdad me sentía toda una teenager.

Tan joven me sentía que hace no mucho tuve un «momento retarded» en el que pensaba que tenía 28. Casi me da un infarto cuando hice cálculos (sí, tuve que sacar la calculadora porque no daba crédito) y me di cuenta de que no sólo no tenía 28, sino que tenía 29 y estaba a punto de cumplir 30. Por un rato sentí que había vivido engañada y había perdido un año de mi vida 😂. True story. Y no, no estaba borracha. Soy así de nacimiento.

El caso es que yo estaba toda feliz con mis recién estrenados 30 años, y para seguir sintiéndome joven me autoconvencí de que la famosa frase «los 30 son los nuevos 20» era verdad. Y es que ¿por qué no iba a serlo? Al fin y al cabo la edad se lleva en el espíritu. Cada vez estoy más convencida de ello.

Pues con mi nuevo disfraz de treintañera con espíritu juvenil nos fuimos a dar un paseo por la ciudad. (A todo esto, habíamos cambiado de hotel por uno que estaba más cerca del centro. No tenía esa piscina infinita en el tejado, pero seguía siendo igual de molongui).

donde dormir en Phnom Penh

Después de un paseíto por Sisowath Quay (un boulevard muy chulo por el que dar un paseo con el sol y el río al lado) fuimos a tomar unas cervezas. Era pronto, pero se supone que cuando es tu cumple se puede empezar a beber desde por la mañana, ¿no? 🙂

Comimos unas pizzas y por la tarde nos fuimos a la piscina, a seguir bebiendo y a ver la puesta de sol desde la terraza. Un regalo de la naturaleza perfecto con el palacio real de fondo:

cumpleaños en Phnom Penh

Sorpresas para terminar un día perfecto

Por la noche Yeicob tenía unas sorpresitas para mí: primero me llevó a ver un espectáculo de danzas típicas camboyanas muy chulo y después, como sabe que soy fan del marisco, me llevó de sorpresa a cenar a una marisquería. O bueno, eso fue lo que intentó, porque cuando llegamos, el restaurante no aparecía por ningún sitio. «¿Pero dónde coño está?»

Después de dar varias vueltas, nos dimos cuenta de que ese restaurante estaba cerrado. Pero no cerrado por descanso ni nada de eso, no, sino cerrado de verdad. ¡El local estaba vacío! Normal que no encontrasemos el restaurante por ningún lado jaja.

Entonces empezamos a buscar en TripAdvisor (bueno, más bien Yeicob porque yo le decía que no quería mirar, que quería que fuese una sorpresa). Y fuimos a otro en el que para llegar, tuvimos que pasar por las calles rojas más llenas de putis y tías bailando fuera que habíamos visto jamás 🤣. Y cuando llegamos, resulta que allí tampoco había nada. «¿Es coña?» «Pues bueno, vamos a un italiano, que también me apetece».

Y buscamos el italiano más cercano y con mejores reseñas. Llegamos y estaba llenísimo. Había cola de espera y no sabían decirnos cuánto iban a tardar en darnos una mesa. «Bueno pues que le den, vamos al italiano ese al que fuimos a comer helado el otro día, que tenía buena pinta».

El restaurante era sin más, o eso pensábamos, porque cuando entramos nos dimos cuenta de que tenía una terraza al fondo, con luz y música de ambiente y lo mejor de todo: vistas al río. Y así, sin comerlo ni beberlo, encontramos un restaurante perfecto para cenar por mi cumple. ¡Y mucho más barato que el marisco! 😅

cumpleaños en Phnom Penh
Mi postre, mi increíblemente rico postre

La comida estaba cojonuda así que nos alegramos de haber estado dando vueltas como pardillos por la ciudad y haber caído en ese sitio por casualidad. Tomamos unos postres y nos fuimos al mercado nocturno que había enfrente a dar un paseo para terminar el día. Un plan perfecto para un día perfecto. Al día siguiente recogeríamos nuestras cosas para marcharnos por la noche hacia el norte.

¡Bye bye Phnom Penh!

Phnom Penh nos gustó mucho más de lo que esperábamos. Quizá fue porque no teníamos expectativas muy altas de la ciudad, porque el súper regalazo de cumple de mi aita nos ayudó a sentirnos como marqueses durante unos días, o porque el día de mi cumple acabó siendo un día muy especial. ¡Probablemente fue un cúmulo de todo!

Pero fuese lo que fuese, lo cierto es que nos fuimos de la ciudad con un buen sabor de boca y con las pilas cargadas a Banlung, la capital de Ratanakiri, el que sería nuestro último destino de este maravilloso país llamado Camboya.

Si quieres conocer nuestras aventuras por el norte ¡no puedes perderte nuestro próximo capítulo! Ahí te contamos todo lo que hicimos, por qué nos marchamos de repente y además os incluimos en primicia un reportaje al más puro estilo de National Geographic 😂. ¡Hasta la vista!

CONSEJOS VIAJEROS
GUÍA DE CAMBOYA
Consulta nuestra súper guía de Camboya para conocer todo sobre el país.
SEGURO DE VIAJE A CAMBOYA
5% de descuento. Hasta 350.000€ cobertura médica. Nunca adelantes nada. Consultas por WhatsApp.
ALOJAMIENTO EN CAMBOYA
Utiliza los 25€ de regalo en Airbnb, reserva con Booking o mira nuestros hoteles recomendados.
TOURS EN CAMBOYA
Encuentra excursiones por el país con guía en español: CivitatisGetYourRide.
TRANSPORTE EN CAMBOYA
Reserva en 12goasia o Camboticket los tickets para tu ruta por el país.
NEWSLETTER
Suscríbete para seguir nuestra pista y enterarte de los mejores descuentos.

Si necesitas ayuda para organizar tu viaje, podemos asesorarte y ayudarte a organizarlo. En el siguiente botón puedes ver en qué consiste nuestro servicio de consultoría de viajes y pedirnos un presupuesto totalmente gratuito. ¡Te ayudaremos a planificar el viaje de tus sueños y a tu medida!

Write A Comment